Después de una primera fase de grupos que se ha disputado del 4 al 15 de junio, ya contamos con las ocho selecciones clasificadas para los cuartos de final. Las grandes sorpresas han sido la eliminación de Uruguay y Brasil.

Los uruguayos han acusado en exceso la ausencia por lesión del delantero del Fútbol Club Barcelona, Luis Suárez. La falta de gol y algunos errores defensivos han impedido que la selección más laureada de la Copa América llegue a la fase del K.O.

Por su parte, la canarinha cayó en el partido decisivo frente a Perú en un partido polémico. Ambas selecciones se jugaban el pase a cuartos en la última jornada, y el 0-1 que reflejaba el marcador final fue fruto de un tanto con la mano conseguido por el peruano Ruidíaz. Es obvio que tanto la prensa como los aficionados brasileños se pueden sentir agraviados por un error arbitral de semejante magnitud, pero tampoco hay que olvidar que en la primera jornada fueron beneficiados contra Ecuador. Después de la debacle en el Mundial 2014 y esta eliminación a las primeras de cambio, es posible que el seleccionador Dunga no continúe en el cargo y se abra un proceso de transición y cambio en la otrora mejor selección del mundo.

La selección anfitriona, EE.UU, ha hecho valer el factor cancha en un grupo muy complicado, dejando en la estacada a equipos sólidos como Paraguay y Costa Rica. Sea como fuere, estos son los emparejamientos para los cuartos de final:

EE.UU. vs ECUADOR

Los estadounidenses se verán las caras con Ecuador en el CenturyLink Field de Seattle. Los anfitriones esperaban a Brasil en el cruce, pero ahora cuentan con un rival más liviano. En los tres primeros partidos se ha podido comprobar que la incipiente Major Soccer League y la llegada de estrellas a su liga nacional ha aumentado el nivel de los jugadores patrios, por lo que podrían llegar a convertirse en una potencia del "soccer" dentro de no mucho tiempo.

ARGENTINA vs VENEZUELA

A la albiceleste se le ha abierto el cielo con la eliminación de dos de los grandes favoritos, Uruguay y Brasil. Han tenido a Messi entre algodones, pero "La Pulga" ya demostró ante Panamá que no necesita ni media hora de juego para lograr un hat-trick. Enfrente estará "la Vinotinto", que se ha mostrado muy sólida en defensa al encajar solo un gol en tres partidos. Veremos si la pólvora ofensiva argentina logra derribar este muro, aunque parece que los Higuaín, Agüero, Lavezzi y compañía llegan un estado de forma inmejorable, como atestiguan los 10 goles a favor en la fase de grupos.

PERÚ vs COLOMBIA

El verdugo de Brasil tendrá que mantener su mejor versión si quiere cargarse a Colombia. Los "cafeteros" se relajaron en la última jornada y su seleccionador Pekérman introdujo diez cambios en la alineación, lo que les hizo caer ante Costa Rica y perder el primer puesto. De todos modos, Perú tampoco es el peor rival que les podía tocar, pero necesitarán al mejor James Rodríguez, que continúa con molestias en el hombro.

MÉXICO vs CHILE

Para cerrar los cuartos de final, posiblemente el partido más atractivo. La vigente campeona cayó en su debut frente a Argentina (2-1), pero aun así demostró que era un conjunto sólido y peligroso. Ha ido de menos a más y en la última jornada arrolló a Panamá con cuatro goles, demostrando su poderío ofensivo con sendos dobletes de Sánchez y Vargas. Claro que el portero Bravo debería de dejar de cometer errores tan graves. Por parte de México, hay que decir que se han mostrado algo irregulares, pero dejando fogonazos de su gran calidad, como la genialidad de "Tecatito" Corona en el último encuentro.

Sin duda, la baja de Leo Messi para el partido inaugural se antojaba bastante sensible, especialmente teniendo en cuenta el rival. Chile es una de las favoritas para alzarse con el título, sobre todo gracias a la columna vertebral del equipo, formada por Alexis Sánchez, Arturo Vidal y Claudio Bravo.

En cambio, el cuadro albiceleste supo anteponerse a la ausencia del mejor jugador del mundo aprovechando dos errores del conjunto chileno para Ángel Di María y Ever Banega perforaran la portería rival. Curiosamente, estos dos jugadores se asistieron mutuamente en sus respectivos goles. Está claro que la mayor calidad y experiencia de los argentinos acabó por desestabilizar la balanza a su favor, y es que la pólvora que tienen en la zona más avanzada fue demasiado para el portero del Fútbol Club Barcelona.

El primer partido de un torneo como este siempre es complicado, pero el equipo chileno partió con mucha más tranquilidad de la esperada. Además, Alexis Sánchez ya lleva años demostrando en ligas tan poderosas como la italiana, la española y la inglesa que pertenece a la élite mundial. Los pupilos de Juan Antonio Pizzi pagaron muy caros los errores, pero por lo visto en el terreno de juego, tampoco se les puede descartar para el título, al menos si son capaces de reducir y minimizar sus errores.

Los jugadores argentinos mostraron un oficio que solo la experiencia puede dar. Una vez habían sumado los dos goles, fueron capaces de contemporizar el juego y dominar la pelota, con el objetivo de contener el empuje chileno, que buscó a la desesperada empatar el partido. Seguramente, la albiceleste se encuentra muy motivada ante la posibilidad que se les presenta en esta edición, muy especial por el centenario que se celebra. Y no hay que olvidar que en medio siglo solo han conseguido alzarse con el título en dos ocasiones (1991 y 1993) de diecisiete intentos. Precisamente, este partido nos recordaba la final del año pasado, en la que Chile celebró el primer campeonato de su historia pasando por encima de los argentinos.

Nadie puede poner en duda el valor que tiene Lionel Messi, y las posibilidades de su selección pasan porque acabe recuperándose con éxito de la lesión de cadera que le impidió participar en el debut. De todos modos, este es un torneo largo y no hay que apresurar los plazos. Todos sabemos que “La Pulga” es un animal competitivo, y lo ha demostrado en repetidas ocasiones a lo largo de su carrera. Las ganas por defender la camiseta de su país no se pueden poner en entredicho, así que muy mal se tiene que estar sintiendo para no forzar la máquina. Por el bien de la Argentina y el espectáculo, esperamos poder volver a verlo en el terreno de juego a la mayor brevedad posible. Aún quedan dos partidos de la fase de grupos: Panamá el sábado y Bolivia el miércoles. Es posible que esta victoria inaugural le dé un poco de oxígeno a los servicios médicos y que entre todos lleguen a una entente para reservar al jugador hasta la fase final, cuyos cuartos de final tendrán lugar el 19 de junio. Como reza el dicho “más vale prevenir que curar”, y es que una recaída podía privarnos de Messi para los encuentros decisivos.